31 mar. 2012

Gran Bretaña lanza una ofensiva diplomática sobre Latinoamérica

El compromiso británico con “el derecho de la autodeterminación de la gente” que vive en las Islas Malvinas y un nuevo interés por América Latina fue ratificado por el canciller William Hague.

“La determinación a profundizar nuestras relaciones con América Latina es pareja a nuestro firme compromiso al derecho a la autodeterminación de la gente de las islas Falkland” aseguró, en el único párrafo dirigido ayer a las islas.

En el tradicional banquete en Mansión House, la sede del alcalde de la City londinense, el canciller británico habló al final de una comida de gala del rol de la política exterior británica, en un orden de prioridades. Primero fue su participación en la primavera Arabe y sus efectos, después las elecciones en Birmania, el apoyo a la oposición siria, las negociaciones con Irán, Afganistán, Europa y por último, Latinoamérica y Malvinas. La nueva embajadora argentina en Londres, Alicia Castro, estaba entre los diplomáticos invitados, en las cercanías de su colega brasilero.

Hague aseguró que estaban decididos “ a revertir la declinación británica en América Latina . Una nueva embajada británica será abierta en El Salvador ” anunció el canciller delante de 100 embajadores de todo el mundo.

La revalorización de América Latina por el Foreign Office británica surge en el 30° aniversario de la guerra de las Malvinas y cuando Argentina ha intentado reunir a los países miembros del Mercosur, en una operación para asfixiar a los isleños y forzar a los británicos a sentarse a negociar por las Malvinas y por el petróleo y la pesca.

Hague insistió que la política de este gobierno “es responder a los desafíos antes que se vuelvan una crisis” y menciono u n espíritu “expedicionario” en su acercamiento a la política exterior. A este criterio atribuyó la nueva expansión del Foreign Office en el siglo XXI.

En ese sentido, anunció la apertura de “un nuevo centro de estudios de idiomas, que entrenara a 500 diplomáticos y su staff por año”. Ahora el Foreign Office ha aumentado en un 40 por ciento el personal que habla árabe y mandarín y proyecta incrementar en un 20 por ciento los que hablan español y portugués.

“En un mundo competitivo nosotros necesitamos más conexiones para prosperar. Y en un mundo multipolar, nosotros necesitamos estar presentes en más lugares” afirmó el canciller. “En 20 años más seremos un país con muchos lazos de cercanía a las economías emergentes del mundo”, agregó.

La ofensiva diplomática británica tiene que ver con los reveses que sufrió con Malvinas. Por ejemplo, la negativa de América Sur a dejar amarrar buques con bandera de las Malvinas en sus puertos.

Además, recientemente, el canciller brasileño, Antonio Patriota, le dijo Hague en Brasilia: Brasil y el resto de la región latinoamericana “apoyan la soberanía argentina sobre las Malvinas y las resoluciones de la ONU que instan al gobierno argentino y británico a dialogar sobre ese tema”. Patriota también le informó que Brasil colabora con Uruguay para convocar una reunión de “La zona de paz y cooperación del Atlántico Sur”, con países ribereños suramericanos y africanos. Mientras tanto, por pedido de Ecuador en la cumbre de las Américas de Cartagena de Indias se tratará un pedido a Londres para reestablecer las negociaciones por la soberanía.


-- wwwformy vía Ipad

No hay comentarios:

Publicar un comentario