24 oct. 2012

El Ayuntamiento limita en una ordenanza el número de animales domésticos que puede albergar una casa: un can, dos gatos y dos pájaros para los bloques de pisos

El Ayuntamiento de Aracena ha decidido poner coto a los animales domésticos que residen en el núcleo urbano. Los vecinos de la ciudad que vivan en bloques de pisos solo podrán tener como animales domésticos un perro, dos gatos y dos pájaros, según una ordenanza del Consistorio, que también reduce a una las veces que las hembras pueden parir en las viviendas. 

Esta ordenanza, que ha sido aprobada con los votos a favor del PSOE (que gobierna con mayoría absoluta) y del PP e IU incluye la prohibición de que los perros ladren entre las diez de la noche y las ocho de la mañana. 

En viviendas unifamiliares con un patio de menos de 20 metros cuadrados la normativa permite un máximo de cinco gatos o perros de menos de siete kilos. 

Para viviendas unifamiliares con más de cien metros o con corrales o patios de más de veinte metros cuadrados, este límite se amplía a un animal más por cada cien metros cuadrados de vivienda o 50 metros más de corral o patio. 

La ordenanza sostiene que si las hembras dan a luz en más de una ocasión, la vivienda "será considerada como centro de cría y, por lo tanto, será sometida a los requisitos de estos centros" y deberá tener la correspondiente autorización especial de los servicios municipales. 

Se trata de una normativa que se basa en una ley sobre protección de animales aprobada por el Parlamento andaluz de 2003, que introdujo un marco jurídico mínimo para ordenar la convivencia de los seres humanos con los animales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario