21 oct. 2012

El primer ministro libanés pide la creación de un Gobierno de unidad nacional

Beirut. (EFE).- El primer ministro libanés, Nayib Mikati, consideró hoy necesaria la formación de un Gobierno de unidad nacional ante la crisis política abierta tras el atentado que ayer se cobró la vida del jefe de la inteligencia policial del país, Wisan Hasan.

En una rueda de prensa tras mantener una reunión extraordinaria en el seno del Gobierno, Mikati aseguró que esperará a conocer los resultados de las consultas que próximamente llevará a cabo el presidente del Líbano, Michel Suleiman, con los líderes de la mesa del diálogo nacional para decidir sobre su posible dimisión.

"No estoy aferrado al puesto y suspendí todas las decisiones a la espera de las consultas del presidente", apuntó Mikati, que pidió a los dirigentes políticos olvidar las diferencias para que prevalezca el interés del país.
La coalición antisiria 14 de marzo, que representa a la oposición libanesa, exigió ayer la dimisión de Mikati, a quien responsabilizó directamente de lo ocurrido.

En su alocución, el primer ministro destacó que "hay un vínculo" entre el atentado contra el responsable de inteligencia, en el que murieron otras dos personas en Beirut, y el caso del exministro libanés Michel Samaha.
Samaha fue detenido en agosto pasado por supuestamente planear atentados bajo órdenes de las autoridades sirias, de acuerdo a una trama destapada por Hasan.

No obstante, Mikati no quiso dar más detalles sobre las investigaciones en curso, que -anunció- pasarán a analizar todas las comunicaciones para hallar a los culpables del atentado.

El jefe del Ejecutivo alabó al general Hasan por su "patriotismo y profesionalismo", y lamentó el momento "difícil" que atraviesa el Líbano.
La inestabilidad ha aumentado en los últimos meses en el Líbano como consecuencia del contagio de la crisis en Siria, escenario de atentados y enfrentamientos entre partidarios y opositores del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad.

La situación continúa tensa en el Líbano, donde distintas rutas han sido bloqueadas por manifestantes que protestan contra el atentado de ayer, que causó tres muertos y 110 heridos, confirmaron hoy a Efe fuentes policiales.

En un comunicado, el Ejército libanés pidió hoy a los libaneses tener calma y paciencia, y presentó sus condolencias a los familiares de las víctimas.


Fuente: Lavanguardia.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario