21 oct. 2012

El Real Madrid logra una plácida victoria ante el Celta

2 - Real Madrid: Casillas; Essien, Varane, Pepe, Sergio Ramos; Xabi Alonso, Modric, Özil (Callejón, m.73); Kaká (Di María, m.46), Cristiano Ronaldo e Higuaín (Benzema, m.84).
0 - Celta: Sergio Álvarez; Hugo Mallo, Cabral, Túñez, Roberto Lago; Borja Oubiña, Alex López; Augusto Fernández (De Lucas, m.77), Bustos (Mario Bermejo, m.52), Krohn-Dehli; e Iago Aspas (Park, m.58).
Goles: 1-0, m.11: Higuaín. 2-0, m.67: Cristiano Ronaldo de penalti.
Árbitro: Clos Gómez (Comité Aragonés). Amonestó a Xabi Alonso (54), Casillas (69) y Ramos (76) por el Real Madrid; y a Cabral (66) y Roberto lago (78) por el Celta.
Incidencias: encuentro correspondiente a la octava jornada de la Liga BBVA, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante la presencia de 74.815 espectadores. Hizo el saque de honor el ciclista Alberto Contador, campeón de la última edición de la Vuelta Ciclista a España.
El Real Madrid ha sacado adelante su duelo ante un inexperto Celta de Vigo, pese a las numerosas bajas con las que contaba en defensa, y gracias a los goles de Higuaín y Cristiano Ronaldo continúa en la persecución del líder, el Barça.
Mourinho se vio obligado a reinventar a su equipo, tanto en la defensa como en el medio del campo, para medirse a un Celta que llegaba al Bernabeu sin nada que perder. El portugués ubicó a Essien en el lateral izquierdo, devolvió a Ramos a la derecha y premió a Varane con la titularidad junto a Pepe.
Por primera vez alineó juntos a Xabi Alonso, Modric, Ozil y Kaká y la mezcla supuso la mayor posesión del Madrid en muchos encuentros en una primera parte que fue un monólogo constante de los blancos. La movilidad de los centrocampistas de mayor talento minimizó a un Celta incapaz de liberarse de la presión de un Madrid comprometido con la causa.
Al Celta le pasó factura su bisoñez en su primer encuentro de gran nivel en esta Liga y en ningún momento quiso morder a un Madrid espeso por momentos. Su ilusión por lograr algo en el Bernabeu duró lo que tardó Higuaín en ver puerta.
Exactamente habían pasado diez minutos cuando el argentino chutó en semifallo desde la izquierda. El balón se envenenó tras rozar en un rival para superar a un sorprendido Sergio Álvarez. Higuaín logró su tercer tanto en esta Liga y sigue ganando la partida a Benzema, suplente ante los celestes.
El Madrid era muy superior a un rival que sólo pasaba del centro del campo cuando Iago Aspas enganchaba un balón en terreno hostil, aunque siempre de manera estéril. Los de Mourinho acumularon un 62% de la posesión en la primera media hora. A partir de ahí pusieron el piloto automático para dormir el partido.
El Celta empezó la segunda parte con más intención y el Madrid se bastaba con su velocidad para intimidar a los de Herrera. Pero algo había cambiado, más cuando Bustos abandonó el campo para dar cabida a Bermejo. Los visitantes hicieron correr al Madrid, aunque estos nunca se tomaron a su rival muy en serio.
Herrera retiró al mejor de su equipo, Iago Aspas, de manera incomprensible y ahí se acbó el partido. El delantero de Moaña es el jugador que eleva el nivel en este equipo y que es capaz de hacerlo competitivo. Sin él el Celta perdió la referencia en la parcela ofensiva.
El Madrid dormitaba cuando Ozil se dejó caer dentro del área ante una entrada del argentino Cabral. El colegiado observó penalti para que Cristiano Ronaldo pusiera fin a un partido que sirvió al Madrid para recuperar fuerzas antes de volver a enfrentar objetivos más ambicionsos como la Champions League.

Fuente: Lavanguardia.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario