24 oct. 2012

El Seprona denuncia al presidente del PP de la montaña por la caza ilegal de un rebeco


El presidente comarcal del PP de la Montaña Leonesa, Pedro Madrigal, fue denunciado en la tarde del pasado lunes por agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) por una presunta infracción de caza supuestamente cometida en el coto de San Emiliano, de su propiedad. Junto al ex alcalde popular, también fue denunciado por los agentes el ex presidente de la Junta Vecinal de San Emiliano, Orencio Álvarez, a quien le fue incautado en su vehículo un rebeco abatido sin precinto, según consta en la denuncia. Ambos prestaron declaración en el cuartel de la Guardia Civil de San Emiliano.
Según consta en la denuncia formulada por el Seprona, tanto Madrigal —que ejerce como veterinario de la Junta de Castilla y León— como Álvarez, están denunciados por cometer presuntamente una infracción de caza si bien en su declaración el militante popular negó que él hubiera efectuado los disparos que acabaron con la vida del ungulado, supuestamente, de forma ilegal. El presidente comarcal del PP alegó que sólo había dejado el coto a Álvarez y fue él quien abatió la pieza. Pese a la versión de Madrigal, los agentes que llevaron a cabo la identificación de los dos implicados mantienen en la denuncia que sorprendieron al presidente comarcal del PP con la escopeta en la mano.
Madrigal señaló ayer a este periódico que no tiene constancia de ninguna denuncia interpuesta contra él por el Seprona, aunque sí admitió que en la noche del lunes una patrulla le pidió la documentación «cuando bajaba del monte y regresaba a mi casa». El presidente comarcal del PP, que confirmó que había estado cazando aunque no realizó «ni un sólo disparo», aseguró que, posteriormente, se dirigió al cuartel para aportar la documentación del arma que portaba y matizó que «no me han podido denunciar porque no he cometido ninguna irregularidad». De hecho, Madrigal señaló que «si el Seprona decide denunciarme, yo les denunciaré también a ellos».
Según señalaron ayer fuentes de la Junta, Madrigal no está actualmente en posesión de una licencia de caza en vigor en la comunidad autónoma ya que está inhabilitado para obtenerla hasta febrero del 2013, debido a la ejecución de una sanción que le fue impuesta en febrero del 2011 por cometer tres infracciones administrativas graves en materia de caza tras ser denunciado por agentes del Seprona en marzo del 2003. La sanción, confirmada por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, incluía la retirada de la licencia y la inhabilitación para obtenerla por un periodo de dos años.
Este extremo fue negado ayer por Madrigal quien argumentó que la sanción «ya está cumplida» y que también hizo efectiva la multa de 1.502 euros prevista en el expediente sancionador. De hecho, señaló que no sólo tiene en vigor la licencia de caza en Castilla y León sino también en otras comunidades autónomas porque «la caza es mi pasión».

No hay comentarios:

Publicar un comentario