31 oct. 2012

Sanidad recorta el gasto de medicamentos en 343 millones

Las consejerías de Sanidad y Educación son, con diferencia, las de mayor gasto de la Generalitat. Sin embargo, el recorte también les alcanza y lo hace de pleno. Sanidad pasa de los 5.492 millones de este año a los 4.964 de 2013, aunque en términos porcentuales represente el 9,6%. Educación, que ve su previsión de gasto reducida en el mismo porcentaje, pasa de los 4.533 millones de 2012 a 4.099 millones el año que viene.

El departamento que dirige Luis Rosado aplica el grueso del recortes sobre el gasto farmacéutico. De los 1.169 millones consignados este año pasa a realizar una previsión de 826 millones en 2013, lo que representa un recorte de 343 millones. Y dado que la población sigue envejeciendo, la explicación está en los efectos del medicamentazo, que ha excluido toda una serie de fármacos de la lista que subvenciona el Sistema Nacional de Salud y en el incremento del porcentaje que pagan los ciudadanos.

La cantidad que falta para cuadrar las cuentas de la Consejería de Sanidad se obtiene del desplome de las inversiones, que caen casi un 68%, y de repartir el ajuste de manera más o menos proporcional entre el resto de programas, incluidos los de salud mental y drogodependencias.

Sorprende el aumento de los gastos de funcionamiento, que crecen un 4,6% en la Consejería de Sanidad respecto a este año. Un capítulo que pasa de los 1.740 millones a los 1.819. Es el crecimiento más alto de gastos de funcionamiento de todas las consejerías. Y ello a pesar de que Rosado ha intentado paliar el fracasado intento de privatizar toda la gestión no asistencial en Sanidad con la privatización de la logística y la contratación de consultoras que aporten nuevas fórmulas de ahorro.

La Consejería de Educación y Empleo también aplica un severo ajuste a sus cuentas. En este caso, la peor parte se la llevan las inversiones, que se reducen en un 70%. De los 95 millones consignados este año se pasará a los 28 del año próximo mientras se intenta facilitar la entrada del sector privado en las zonas urbanas con la cesión de suelo y la aprobación de nuevos conciertos.

El otro capítulo perjudicado por los recortes es el de personal, que baja más que en cualquier otro departamento. La partida se reduce en un 7,4%, mientras que para el conjunto de la Generalitat la reducción es del 6,6%.

El titular de Hacienda, José Manuel Vela, explicó ayer que el recorte de la masa salarial en la Administración valenciana supone un total de 342 millones, que proceden del recorte de sueldos aplicado a los funcionarios este año y que se mantendrá el año que viene. Un ejercicio en el que se mantendrá también congelada la oferta pública de empleo y se seguirá reduciendo el sector público.


Fuente: ElPais.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario