22 oct. 2012

El colegio Salesianos 'asaltado' se plantea ahora retirar la denuncia


El director del colegio Salesianos de Mérida, Marco Antonio Romero, aún se encuentra sorprendido por la repercusión mediática que alcanzó el piquete estudiantil en su centro el pasado miércoles, cuando más de un centenar de jóvenes entró en el recinto gritando eslóganes y una decena de ellos, todos menores de edad, logró internarse en el edificio.
Romero ha asegurado, en declaraciones a Público, que los hechos "se han inflado mucho" y que no tienen intención de que los estudiantes reciban ningún tipo de castigo. "Hemos denunciado lo que ocurrió como colegio, sin identificar a nadie, porque no nos podíamos quedar de brazos cruzados, ya que los padres confían en nosotros para que sus hijos estén bien, pero, en el caso de que la acusación avance, barajamos la posibilidad de retirar la denuncia", explica.
Muchos diarios hablaron al día siguiente de "asalto", algo de lo que se desmarca Romero. "Algunos medios de comunicación han inflado mucho lo que ocurrió y se nos han puesto en la boca palabras que nosotros no hemos dicho", señala.
El director, que niega que algún profesor sufriera agresiones, no puede evitar reírse al ser preguntado sobre si sintió miedo ante el eslogan que supuestamente gritaron los menores: "Dónde están los curas que los vamos a quemar". "En el centro somos seis religiosos, de los que cuatro somos curas y de estos dos trabajamos como profesores. Sólo uno se dio cuenta de lo que ocurría, yo estaba dando clase y no me enteré de nada", precisa.
"Estaba dando clase y no me enteré de nada", asegura el director de los Salesianos
Romero puntualiza que no está de acuerdo en las formas. "Si los estudiantes huelguistas hubieran venido y hablado con los delegados de clase o con los profesores, para dirigirse a los alumnos, se lo habríamos permitido sin ningún problema", asegura.
Al ver la noticia en la televisión, muchos conocidos se pusieron en contacto con los profesores para preguntar si se encontraban bien, e incluso algunas empresas de seguridad con el fin de ofrecer al centro sus servicios. "Cuando me llamaban a mí me daba un poco de risa", recuerda. "Las imágenes que han mostrado en algunos canales de televisión, en las que se veía a decenas de jóvenes en el interior de un colegio, no eran ni siquiera de los Salesianos".
Al día siguiente, asegura, "no se notó lo que había pasado el día anterior, no hubo ningún miedo, los padres llevaron a sus hijos al colegio como cualquier día". "Para nosotros es una señal de confianza", afirma Romero, para quien la única preocupación ahora es "seguir trabajando"."Nosotros vamos a seguir con nuestras puertas abiertas, nuestro objetivo es educar a los más desfavorecidos", zanja.

"Acoso mediático" a Rafael González


Por su parte, el militante de IU Rafael González García de Vinuesa, apuntado por algunos medios como el "instigador" del "asalto" a los Salesianos, ha recibido el respaldo de su formación. Este lunes, el coordinador regional de IU Extremadura, Pedro Escobar, le ha transmitido su "apoyo incondicional" y ha adelantado que el partido va a "defender con todos los medios políticos y jurídicos que tenga a mano" a González, ante el "acoso mediático absolutamente injustificado que está sufriendo".
González fue detenido el pasado sábado y puesto en libertad en pocas horas con cargos de desórdenes públicos por su presunta implicación en los hechos. Ante el "acoso" al joven militante, el primer portavoz adjunto de Izquierda Plural en el Congreso y secretario general del PCE, José Luis Centella, ya ha pedido la comparecencia del ministro de Interior para que dé explicaciones sobre lo sucedido. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario