22 oct. 2012

Escándalo: acusan a la BBC de tapar cientos de casos de pedofilia de uno de sus conductores estrella

La cadena británica BBC emitirá hoy un informe donde revelará los conocimientos que tenía la propia entidad pública sobre las denuncias de pedofilia contra uno de sus presentadores estrella, y cuestionará el encubrimiento por un programa que nunca salió al aire. 

Al respecto, el primer ministro británico, David Cameron, explicó que la cadena "tiene que ir a fondo sobre lo que ocurrió". El líder conservador manifestó que "la nación está horrorizada por los alegatos contra Jimmy Savile, que empeoran día a día", y exigió respuestas por el escándalo.

La BBC es el servicio público de comunicación del Reino Unido, destacado entre otros puntos por su ecuanimidad política y económica, al financiarse mediante una licencia que paga cada hogar con un televisor. 

La señal transmitirá un especial de una hora de su programa Panorama, que promete sacar a la luz correos electrónicos y entrevistas que apuntarán a que el directorio de la BBC presionó para frenar un documental sobre Jimmy Savile. 

Savile, quien murió en octubre del año pasado luego de ser una de las caras más visibles de la cadena entre la década del 60 y 80, está siendo investigado desde esta semana por Scotland Yard por casos de pedofilia contra unas 200 víctimas. 

Las denuncias contra el presentador, que entre otros honores fue nombrado Caballero del Imperio Británico por la reina Isabel II, existieron hace años, pero tomaron fuerza hace menos de un mes cuando el canal ITV1 emitió un documental en el que varias mujeres relataron que fueron abusadas por él cuando eran adolescentes. 

Desde entonces, la BBC quedó cuestionada por encubrimiento y decidió abrir una investigación interna independiente, encabezada por un exjefe de editores de Sky News, otro canal de noticias que tiene el Reino Unido. 

Uno de los puntos que deberán estudiar es por qué el año pasado la cadena descartó una investigación de su programa Newsnight sobre Savile, cuando uno de sus productores había advertido que al no transmitirla podrían quedar acusados de encubrimiento. 

En ese momento el director de la BBC era Mark Thompson, que este año abandonó su puesto para trabajar en el New York Times. 

El nuevo responsable, George Entwistle, deberá comparecer este martes por este caso ante el Comité de Medios de Comunicación, Cultura y Deportes del Parlamento británico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario