22 oct. 2012

Un parado, una embarazada y sus dos hijos, desahuciados sin aviso


Ha sido antes de las diez de la mañana. Él estaba en un curso para desempleados y ella había vuelto tras llevar a los niños al colegio. Al llegar a su casa, en el sencillo barrio del Campo de la Verdad de la capital cordobesa, se ha encontrado al secretario judicial, a los agentes de la Policía Nacional y a un cerrajero. 
Aseguran que casi no les han dejado sacar nada de la vivienda, apenas "unas bolsas con ropa y comida". La orden de desalojo la ha dictado el Juzgado de Instancia número 2 de Córdoba, después de que el pasado 18 de julio no pudiera ejecutarse por la movilización de la Plataforma Stop Desahucios de Córdoba. Hoy no ha habido aviso, según José Manuel, que tampoco ha podido por tanto alertar a los miembros de la mencionada plataforma.
Lourdes y José Manuel -ella cajera, el peón, camarero, reponedor- tenían pagada su casa pero contrajeron un préstamo de 72.000 euros con el Banco Santander para reformarla. Aseguran haber abonado 12.000 euros y que, al quedarse parados, no pudieron hacer frente al resto. Han intentado negociar con este banco pero dicen que su vivienda ha sido vendida dentro de un paquete de bienes inmobiliarios a Propiedades Residenciales S.L., con sede en Luxemburgo, según los afectados.
"No sabemos donde vamos a ir esta noche, porque tenemos familiares pero somos cuatro y no cabemos en ningún sitio", añade Lourdes que además está embarazada de dos meses. Para el portavoz de la Plataforma Stop Desahucios, Rafael Carmona, se les ha desahuciado "con alevosía, de una manera impresentable, para evitar que nosotros movilizáramos a nuestra gente". Esta plataforma ha conseguido paralizar en Córdoba en este año más de 12 desahucios y ha obligado a varias entidades a negociar con los afectados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario