30 oct. 2012

El concejal que gastó 217.000 euros en un mes en teléfono se justifica via Twitter

El concejal de Nuevas Tecnologías del Partido Popular del Ayuntamiento de Burgos, Eduardo Villanueva, ha reconocido a través de su perfil en Twitter que generó "facturas desorbitadas" en su terminal de teléfono de propiedad municipal, aunque las achaca a un "error de facturación" como consecuencia de una mala aplicación de la tarifa plana.

La oposición ya ha pedido una comisión de investigación y ha advertido de que esto no es más que la punta del iceberg ya que la factura fue costeada con cargo al Plan Montoro de pago a proveedores. Los trabajadores del Ayuntamiento de Burgos se han sumado a las críticas y han pedido también la dimisión del edil popular.

Eduardo Villanueva, en uno de sus mensajes en la red social, ha asegurado que el gasto telefónico realizado entre abril y mayo de 2011, que asciende a 207.000 euros, "no procede de usos improcedentes", a la vez que ha apoyado la decisión del alcalde, Javier Lacalle, de suspenderle de forma temporal de sus responsabilidades al frente de la concejalía.

Además, ha asegurado que la investigación municipal demostrará que el uso del terminal móvil se debió a la descarga de datos de su actividad profesional como concejal, además de mostrarse convencido de que no se demostrará nada reprobable.

En este sentido, ha señalado que, una vez concluida la investigación, proporcionará las explicaciones que se consideren oportunas y ha lamentado no haberlo hecho antes mientras "crecía la bola de nieve".

Finalmente, ha pedido disculpas al PP y al Ayuntamiento de Burgos "por el daño que este error de facturación pueda provocar".

Villanueva, suspendido temporalmente de su responsabilidad en Nuevas Tecnologías, es además titular de la Concejalía de Patrimonio Municipal, por lo que mantendrá actividad laboral en el Ayuntamiento de Burgos mientras se realiza la investigación.

Pagado con cargo al Plan Montoro

Según ha confirmado la concejal socialista, Carmen Hernando, durante la celebración de la sesión plenaria, el Ayuntamiento de Burgos pagó a través del Plan Montoro la factura de móvi en cuestión dentro del paquete acogido al Plan Montoro con un importe cercano a los 128.000 euros.

En este sentido, ha mostrado su "preocupación" por el pago de esta factura que "había permanecido en un cajón" y de la que no constaba informe alguno, pese a que el concejal de Hacienda, Salvador de Foronda, haya reiterado la existencia de dicho informe.

En la sesión plenaria, que ha sido interrumpida en varias ocasiones por manifestantes que pedían la dimisión del edil, el portavoz del Grupo Municipal Socialista, Luis Escribano, ha presentado una proposición de urgencia para establecer una comisión de investigación que permitiese esclarecer los hechos.

"Negar que sea urgente es negar la realidad porque estamos actuando muy tarde, son ustedes los que intervienen de forma insorportablemente retrasada", ha aseverado Escribano


Fuente: Periodista Digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario