30 oct. 2012

El frío y el hambre lanzan a los inmigrantes 'sin papeles' a la valla de Melilla y a las pateras

20MINUTOS.ES



Acto de homenaje a fallecidos en patera


Entre el domingo y el lunes unos 90 inmigrantes llegaron a las costas españolas, concretamente a Cádiz, a bordo de doce embarcaciones, algunas de ellas pequeñas pateras de madera, y otras simplemente barcas hinchables de las que se compran para ir a la playa.


Pateras y asaltos a la valla de Melilla. Estas palabras se repiten de nuevo con más frecuencia de lo habitual. Sin sumar los últimos sin papeles que llegaron ayer a Tarifa (Cádiz), 1.958 inmigrantes han arribado en lo que va de año a las costas andaluzas, 224 en el mes de octubre.


La cifra parece que no va a superar a la del año pasado, cuando 3.151 personas consiguieron llegar a las costas andaluzas (un 55% más que en 2010), pero ha puesto de nuevo en el foco mediático una realidad: la desesperación de centenares de inmigrantes por entrar en España.


La costa marroquí solo dista 13 kilómetros de la española en su punto más cercano, el que une en línea recta Tarifa y Ceuta. "Hace mucho tiempo que no vivíamos llegadas tan intensas de inmigrantes", señala Israel Díaz, de Cruz Roja en Tarifa. "En 2004, por ejemplo, se trataba de pateras con 60 o 70 personas. Ahora son barcas hinchables de juguete en las que viajan seis o siete, lo que incrementa mucho los peligros de la travesía".


El mejor ejemplo es la patera que zozobró la madrugada del jueves en aguas marroquíes cuando intentaba viajar desde Melilla a Granada (177 km). Es cierto que no era un barca hinchable, pero sí una lancha semirrígida que llevaba unas 70 personas, el triple de su capacidad. Se partió por la mitad por el sobrepeso y solo se pudo rescatar con vida a 18.


"El mal tiempo y las malas condiciones de vida que llevan en Marruecos, pasando hambre, provocan que estén ahora más desesperados que nunca por intentar llegar a España, ya sea a través de una patera o saltando la valla de Melilla", explica la Guardia Civil.


"Llegaron aquí engañados y ahora están en situación límite. El invierno se les echa encima", explica un portavoz de  la Delegación del Gobierno en Melilla. La triple valla que separa esta ciudad de Marruecos se ha convertido en otro de los puntos calientes: 19 asaltos masivos (50 o más inmigrantes) en lo que va de año, y unos 1.550 sin papeles interceptados, una cifra muy similar a los 1.940 detenidos en 2011 y muy superior a los 1.040 de 2010.


Localizados 600 en Melilla


La Guardia Civil alertó la semana pasada de que había avistado grandes grupos de inmigrantes en las zonas próximas a la valla de Melilla, en un número que oscilaba entre los 600 y los 700. Todos son subsaharianos y proceden mayoritariamente de Nigeria, Malí y Ghana.


"Ahora son más agresivos porque saben que con un puñetazo son detenidos y no se les devuelve automáticamente a Marruecos. Incluso se desnudan si los pillas en la valla para evitar ser devueltos a suelo marroquí", señalan fuentes de la Guardia Civil.




Fuente: 20minutos.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario