21 oct. 2012

Es indescriptible lo que se siente que a uno le digan que abusó y asesinó a su madre

 
Argentina: Facundo Macarrón volvió a apuntar contra el fiscal en una carta en la que cuenta cómo vive desde que lo acusaron por el crimen de su mamá. Fue sobreseído esta semana.

Facundo Macarrón, el hijo de Nora Dalmasso, cuestionó hoy al fiscal que investigó el crimen de su madre en una carta pública que escribió desde París. "¿No pudo pensar que yo soy el hijo?", recriminó el joven que estuvo cinco años y cuatro meses imputado por el homicidio de la mujer y fue sobreseído días atrás a pedido del fiscal.

"Finalmente puedo sentirme libre de una condena que hasta el día de hoy no me explico cómo ni por qué cayó sobre mí, pero que sin lugar a dudas marcó mi existencia para siempre". Así arranca la carta que hoy publica el diario La Voz del Interior.

Macarrón añadió que "es indescriptible lo que se siente que a uno le digan que abusó y asesinó a su madre ", tras lo cual se lamentó por cómo ha cambiado su vida desde que quedó imputado por la muerte de la mujer. "Caminar unas cuadras o subirme a un transporte público resulta una verdadera odisea; asistir a lugares públicos es prácticamente imposible por miedo a ser reconocido; tampoco el retiro ofrece alivio”, agregó desde la capital francesa, donde cursa una beca de posgrado.

El joven consideró que en su caso se actuó con una “intención cínica e insidiosa” para “lograr condenar a un inocente” y que así “las estadísticas no den otro crimen como irresuelto".

En su carta el joven señaló que "ninguna acción fue tomada con la seriedad y pericia que exigía la circunstancia".E insistió en que el fiscal Javier Di Santo "ocupó todo su tiempo" en perseguirlo "por el simple hecho de ser diferente a lo que él considera un buen hijo de familia".

"No respetaron mi espacio de dolor. Sin tregua tuve que empezar a defenderme de la amenaza inagotable de ser yo mismo quien estaba expuesto al asesinato público. El fiscal se esmeró en imponerme una injusta condena cuyas secuelas nunca dejaré de sobrellevar. ¿Antes de hacer lo que hizo, no pudo pensar un poco que yo soy el hijo de Nora?", reclamó.

Además, le endilgó el haberlo hecho “perder el anonimato". Lo acusó de exponer su intimidad “gratuitamente” y de violentar su integridad.

El joven responsabilizó por su situación al sistema judicial (por sus “impericias técnicas"), a los prejuicios sociales y a los medios de comunicación (por su “desmedido afán lucrativo por la primicia".

Y concluyó: "Espero que se castigue a los culpables de todo lo sufrido, aunque lamentablemente temo que se autoprotejan y todo quede impune al igual que el asesinato de mi mamá (…) Quiera Dios que encontremos al culpable y mi madre pueda descansar en paz”. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario