13 oct. 2012

Kicillof vuelve a arremeter contra Repsol en plena crisis de popularidad del Gobierno de Cristina F. de Kirchner

El vicesecretario de Economía argentino Axel Kicillof ha vuelto a la carga contra Repsol en la presentación de un informe que recoge las supuestas irregularidades de la compañía española en la gestión de YPF. El nuevo ataque de la mano derecha de Cristina F. de Kirchner llega días después de que los argentinos volvieran a sacar las cacerolas a la calle en protesta por el proteccionismo de la administración argentina.

La semana pasada una marea de argentinos se manifestó en varias ciudades del país sudamericano harta de las trabas impuestas por el Gobierno para impedir el acceso a dólares. El índice de popularidad de la mandataria y sus nuevas medidas está decayendo y Kicillof ha aprovechado las disputas con la petrolera argentina para desviar las protestas.

En la presentación del “Informe Mosconi”, que detalla la “estrategia de depredación, desinversión y desabastecimiento de Repsol”, según el Gobierno argentino, el vicesecretario de Economía aseguró que la empresa española pretendía “vaciar la compañía y venderla en el momento justo porque tenía la vocación de irse por el descalabro que habían hecho”. Acusó además a la empresa española de querer desabastecer el mercado argentino para “lograr precios internacionales”.

El Gobierno argentino recurre de nuevo para recobrar la popularidad a la nacionalizada YPF, que la semana pasada firmó un acuerdo con la Chevron para explotar de manera conjunta la zona de Vaca Muerta, en la provincia de Nequén.



No hay comentarios:

Publicar un comentario