12 oct. 2012

Los rebeldes sirios toman una base aérea y siguen los combates

Los rebeldes sirios tomaron el viernes una base aérea ubicada al este de Alepo, en una jornada en que las fuerzas del Gobierno combatieron con insurgentes en varios frentes en todo el país, dijeron activistas.

Los enfrentamientos también tuvieron lugar en cuarteles militares cerca de Maarat al-Nuaman, un pueblo ubicado sobre la principal carretera que lleva a la ciudad de Alepo y que fue tomado por las fuerzas rebeldes previamente esta semana, dijo el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.El Observatorio, un organismo pro-oposición, dijo que más de 260 personas murieron el jueves, incluidos civiles y combatientes de ambos bandos, en hechos de violencia ocurridos en la capital y en el norte, el oeste y el este del país.

Según la entidad, 92 soldados murieron el jueves, lo que representaría una de las mayores bajas para el Gobierno desde que comenzó la revuelta contra el presidente Bashar el Asad en marzo de 2011.

La agencia de noticias oficial SANA también informó combates en toda la nación y dijo que habían muerto docenas de rebeldes, a los que calificó como "terroristas mercenarios".

Las informaciones no pudieron ser confirmados de manera independiente, pero indican una rápida intensificación del conflicto. Las muertes en las últimas semanas exceden ampliamente las de los meses previos.

Si bien la atención internacional se ha centrado la última semana en las tensiones en la frontera con Turquía, las ciudades de Alepo y Homs - ubicadas al noroeste y al oeste del país, respectivamente- también están padeciendo los combates.

Turquía envió el viernes dos aviones de combate a la frontera con Siria después de que un helicóptero militar sirio bombardeara la ciudad fronteriza de Azmarin.

El Observatorio dijo que la base aérea de defensa capturada por los rebeldes estaba ubicada en el pueblo de al-Tana, más específicamente en el aeropuerto militar de Koris, ubicado en la carretera que une Alepo con Al Raqqa.

Alepo, la ciudad más grande y centro comercial de Siria, sufre combates desde julio. La captura de Maarat al-Nuaman por parte de los insurgentes cortó la autopista que une Alepo y Homs, la principal ruta usada por el Gobierno para reabastecer suministros y reforzar la ciudad norteña.

SANA dijo que las fuerzas de Asad estaban montando operaciones el viernes para despejar de rebeldes la zona de Karm al-Jabal, en Alepo.

Más de 30.000 personas han muerto en el conflicto, que se inició como una revuelta popular contra cuatro décadas de Gobierno de la familia Asad y luego se transformó en una guerra civil.

Las Fuerzas Armadas sirias se han apoyado fuertemente en su potencia aérea y de artillería para contrarrestar la insurgencia.

Las luchas también se han expandido más allá de la frontera, hacia Turquía, Líbano, Jordania y los ocupados Altos del Golán, lo que incrementa el temor de que los combates puedan diseminarse por la región, que actualmente alberga a 340.000 refugiados sirios.

(Reuters)

No hay comentarios:

Publicar un comentario