19 nov. 2012

El Gobierno asegura que la policía “llora por dentro” cuando pega a los jóvenes

“Muchos agentes”, declara el ministro del Interior, “intentan pensar en Bob Esponja o en el Pato Donald para distraer su mente mientras cargan contra los manifestantes”. Incluso algunos policías, continúa diciendo el ministro, acompañan los golpes con onomatopeyas tales como “catacrok”, “zaska” o “badaboom”, e intentan transmitir “rollo Disney”, aunque los propios agentes reconocen que en muchos casos no hacen sino provocar todavía más estupor entre los manifestantes. “No entienden que les pegamos en nombre de la democracia, por mucho que les sonrías”, asegura uno de los policías que durante toda la manifestación del 14N en Madrid no dejó de pensar en Blancanieves y los siete enanitos.


Para evitar este tipo de trastornos en la policía antidisturbios, el Gobierno se plantea asignar un psicólogo jurado a cada agente, que iría a su lado durante las cargas y se ocuparía de resolver todos aquellos conflictos interiores que puedan ir surgiendo. Al parecer, el psicólogo jurado no llevará porra, aunque sí podrá lanzar preguntas terribles a los manifestantes en caso de necesidad. Los sindicatos de policías no creen que sea una buena idea que los agentes lleven a “un argentino comiéndoles la oreja mientras intentan humillar a los ciudadanos”, y proponen que, en su lugar, se les suba el sueldo de manera escandalosa.


Por otro lado, José María Aznar, sumamente contrariado por las imágenes de algunos policías golpeando y empujando a mujeres, ha pedido al ministro del Interior que se les prohíba asistir a las manifestaciones o, al menos, que se disfracen de hombres.


Fuente: Rokambol.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario