21 nov. 2012

Hacienda tras Wyoming, por orden de la Moncloa? Primero Artur Mas ahora Wyoming???


La inspección de la Agencia Tributaria tiene nuevos ‘clientes’. En este caso, Federico Jiménez Losantos y José Miguel Monzón Navarro, más conocido como Wyoming. Hacienda reclama al periodista aragonés 1,8 millones de euros -incluyendo intereses de demora-, mientras que al showman le ha cerrado un acta de deuda tributaria por valor de 910.000 euros.
En los dos casos, la motivación es la misma: tributar a través de sociedades cuando en realidad deberían hacerlo por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). El expediente, que ya ha sido firmado por el inspector jefe después de recibir las correspondientes alegaciones de los afectados, se refiere a tres ejercicios fiscales. La inspección de Hacienda hay que enmarcarla en una campaña más amplia puesta en marcha por la Agencia Tributaria para evitar que asalariados -aunque sea con altos ingresos- tributen como si fueran personas jurídicas y no físicas.   
La diferencia de tributación entre ambas figuras impositivas es relevante. En sociedades, el tipo aplicable es del 25% en los primeros 300.000 euros al tratarse de un sociedad de reducida dimensión, mientras que el tipo de gravamen en el IRPF se situaba en los años inspeccionados en el 43%. Es decir, hay una diferencia de 18 puntos.
Hacienda entiende que tanto Jiménez Losantos como Wyoming deberían haber tributado en su totalidad por IRPF, toda vez que sus ingresos se derivan de rentas personales afectas a su trabajo, y no tienen su origen en una actividad meramente decarácter mercantil. Los afectados pueden recurrir ahora al Tribunal Económico-Administrativo, y si no ven satisfecha su demanda a la jurisdicción ordinaria vía contencioso.
Según los datos del Registro, José Miguel Monzón es administrador único de una sociedad denominada Asuntos y Cuestiones Varias, con sede fiscal en Madrid. El total de los activos de esta sociedad ascendían en 2011 a 2,86 millones de euros, con un resultado positivo equivalente a 603.171 euros. El consejo de administración de la sociedad -con Wyoming como único accionista- decidió destinar ese dinero íntegramente a engrosar las reservas voluntarias de la sociedad.
La empresa, en paralelo, asignó al popular presentador de televisión un sueldo anual de 102.320,04 euros a la vista de que reconoce una relación laboral con el propio Wyoming. De hecho, la sociedad declara unos gastos de personal de 112.123,05 euros, es decir el 91% de la partida, lo que denotaría que la sociedad es meramente instrumental.
Declaraciones de Monzón
José Miguel Monzón declaró a El Confidencial que ya ha pagado a Hacienda tanto la multa como los intereses de demora, y que lo que han hecho sus abogados esrecurrir el acta de la Agencia Tributaria. Achaca lo elevado de la cifra -910.000 euros- a que el fisco devuelve al sujeto tributario todas las cantidades retenidas inicialmente –es decir, pone el marcador a cero- y a partir de esa nueva liquidación aplica el régimen de sanciones. “Los papeles”, dijo Monzón, “los lleva una gestoría, y ellos son los encargados de interpretar las normas”. Wyoming asegura que la parte de los beneficios que se destinan a reservas de la sociedad tributan al tipo marginal cuando se sacan del balance, por lo que no hay ningún afán de ocultación de rentas.
En todo caso, el sueldo asignado -como trabajador por cuenta ajena- sí que tributa a la luz del Impuesto sobre la Renta. Según los datos de la sociedad, la plantilla media en el año 2011 de Asuntos y Cuestiones Varias fue de 1,58 personas. El tipo efectivo -el verdaderamente real al que Hacienda grava la sociedad- fue en 2009 del 20%, lo que significa menos de la mitad de lo que le hubiera correspondido a Monzón en caso de que este hubiera tributado por IRPF.
En las últimas cuentas anuales presentadas al Registro Mercantil, el auditor reconoce que la sociedad tiene abiertas a inspección las declaraciones fiscales no prescritassegún los plazos legales en vigor. Y advierte de que, como consecuencia de las “diferentes posibles interpretaciones de la legislación fiscal vigente, podrían surgir activos o pasivos adicionales como consecuencia de una inspección”.
Retenciones a los consejeros
La actual legislación establece que a los rendimientos del trabajo que se perciban por la condición de administradores o miembros de los consejos de administración, de las juntas que hagan sus veces y demás miembros de otros órganos representativos, se les aplica un porcentaje del 35% sobre la cuantía íntegra de la retribución, excepto en los períodos impositivos 2012 y 2013 que se aplicará un 42%. Es decir, unaretención muy superior a la practicada en el caso del tipo de gravamen de sociedades.
Por lo que respecta a Jiménez Losantos, el acta de Hacienda se refiere también a tres ejercicios, y la cantidad reclamada asciende a 1,8 millones de euros. Como en el caso de Monzón, tiene que ver con el hecho de que Hacienda considera que debería tributar por IRPF y no por sociedades. El periodista y escritor es administrador único de una sociedad constituida en 1995 denominada Tampoco S.L., pero la última vez que la empresa presentó sus cuentas al Registro Mercantil fue en 2008, lógicamente referidas al año anterior.
En esas cuentas se precisa que el resultado económico fue positivo en 826.326,36 euros. Los fondos propios de la sociedad en ese ejercicio ascendían a 2,63 millones de euros. Jiménez Losantos declaró ayer a El Confidencial  que “todos es falso e inexacto. No es verdad”. Durante la conversación no fue posible precisar más extremos de la información. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario