3 dic. 2012

Un grupo de activistas ‘toma’ la sede de Capio Sanidad en Madrid

Un grupo de activistas han irrumpido en la sede de Capio Sanidad en Madrid para protestar contra la privatización de hospitales públicos en la región, un proceso en el que esta empresa ha dicho estar interesada y en el que, según se rumorea, es la mejor posicionada para hacerse con la gestión de los centros sanitarios que externalizará Ignacio González.

La acción, promovida por el 15M, ha comenzado al mediodía y ha llevado a cerca de 40 personas a ‘tomar’ Capio para exigir al máximo responsable una reunión. Con gritos como ‘La Sanidad no se vende, se defiende’, los activistas aseguran que “queremos una Sanidad pública que no esté dirigida por empresas que puedan hacer negocio con nuestra salud”.

De momento no han logrado su objetivo, ya que según comentan en Twitter Capio ha exigido que pidan una cita previa para reunirse con el responsable de la empresa, pero han decidido quedarse media hora en la sede de la compañía para seguir “defendiendo los derechos de los pacientes a una Sanidad pública, universal y de calidad” y para denunciar que “privatizar sanidad provocará un recorte de plantillas para reducir costes y obtener beneficios”, y al mismo tiempo supondrá un “menor tiempo de atención a pacientes”.

Según los ‘indignados’, “el proceso de desmantelamiento de la sanidad iniciado a finales de los 90 con la ley 15/87 de Nuevas Formas de Gestión en la Sanidad, aprobada por el PSOE y avalada con los votos de PP, PNV, CiU y CC, es cada vez más agresivo”, y así lo demuestra el Plan de Medidas de Garantía de La Sostenibilidad Del Sistema Sanitario Público de la Comunidad de Madrid, en el que se prevé la privatización de seis hospitales según el modelo Alzira popularizado en la Comunidad Valenciana, la externalización de la gestión del 10% de los centros de salud, así como la reconversión de La Princesa y el Carlos III.

El 15M recuerda en su página web que “el modelo Alzira fue creado por el que es Director General de Hospitales de Madrid desde 2008, Antonio Burgueño Carbonell, quien fue director médico de Adeslas (1990-2001). Su hijo, Antonio Burgueño Jerez, trabaja como jefe de la Unidad de Desarrollo de Negocio y Calidad en Ribera Salud, empresa que casualmente ha recibido la adjudicación del hospital de Torrejón”.

También indican que actualmente Capio España, que está en vías de comprar Ribera Salud y tiene dos hospitales públicos madrileños adjudicados siendo Director de Hospitales Burgueño Carbonell, posee un capital que procede en un 50% de CVC Partnes Capital, un fondo de capital riesgo de Suecia. Capio gestiona ya una treintena de centros sanitarios privados y públicos en Extremadura, Castilla-La Mancha, Barcelona y Madrid (Fundación Jimenez Díaz, Hospital Rey Juan Carlos de Móstoles, y el de Collado Villalba, que aún está por abrir por falta de dinero)”. 

El 15M ha organizado esta acción para decirles a “los responsables de Capio, que pretenden hacer negocio con nuestra salud”, que la Sanidad pública “no les pertenece, que no vamos a aceptar que una empresa que se financia a través de fondos de capital de riesgo se dedique a gestionar la salud en la Comunidad de Madrid”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario