24 mar. 2012

La región de Nápoles dará sepultura a fetos de menos de 20 semanas




La región de Campania, cuya capital es Nápoles, procederá a dar sepultura a los fetos de menos de 20 semanas, según la edición digital del diario italiano "Il Mattino".

La región de Campania, situada en el sur de Italia, reconoce por primera vez el dictamen del Comité Nacional de Bioética de 1996 según el cual existe "el deber moral de tratar el embrión humano desde la fecundación, según los criterios de respeto y tutela que se deben afrontar en relación con los individuos humanos".

Además, la región ha dispuesto también la creación de cementerios para "los seres con una presunta edad de gestación entre las 20 y las 28 semanas".

Los padres deberán presentar, en 24 horas "desde la expulsión o extracción del feto, la petición de sepultura a la unidad sanitaria acompañada de un certificado médico que indique la edad y el peso del feto", refiere la medida de la región.

Mientras tanto en la ciudad costera de Salerno, también en Campania, la consejera regional del Partido Demócrata, Anna Petrone, y que ha participado en un convenio sobre violencia contra la mujer, aseguró que está en contra de esta iniciativa, que también está estudiando la ciudad de Florencia y que la capital lombarda, Milán, ya ha llevado a cabo con la creación de un cementerio para abortos.

"El aborto es siempre una elección subjetiva y delicada, y el feto tiene seguramente su dignidad, pero no creo que esto entre en el programa político a favor de la mujer. En todo caso no se puede decir a las mujeres que no aborten y después dejarlas solas si deciden tener su hijo", aseveró Petrone.

El pasado 4 de enero en Roma fue inaugurado en el camposanto Laurentino un cementerio de niños no nacidos, con el fin de que los fetos de los abortos "espontáneos o terapéuticos" reciban sepultura.

En el llamado "Jardín de los Ángeles", un área de 600 metros cuadrados con dos estatuas de ángeles en mármol blanco y camelias, responde "a la petición de varias madres" para que sus hijos sean enterrados.

La ley italiana no obliga a enterrar a los fetos y por lo tanto, son eliminados del mismo modo que se hace con los desechos hospitalarios especiales en los vertederos, según explicó entonces la teniente de alcalde de la capital, Sveva Belviso.

En Italia se permite la interrupción del embarazo antes de los 90 días de gestación; entre el cuarto y quinto mes, siempre que sea por problemas de naturaleza terapéutica; cuando corra peligro la vida de la madre o cuando se detecten malformaciones en el feto.

-- wwwformy vía Ipad

No hay comentarios:

Publicar un comentario