22 oct. 2012

Empleados de Bankia, molestos a causa de las demandas presentadas por el escándalo de las preferentes

Los afectados por las preferentes de Bankia comienzan a acudir a los juzgados con demandas por presunta estafa en la venta de estos títulos. Sin embargo, la ira de estos clientes no se dirige ya sólo al antiguo equipo directivo de la entidad, sino a los propios empleados de sucursal, en la creencia de que hay una mayor opción de ganar los pleitos.

En ese sentido, tal y como publicó EL BOLETÍN, Comfia-CCOO emitió la semana un comunicado en el que alertaba de que el escándalo de las preferentes de Bankia “está suponiendo un desgaste continuo entre los trabajadores” del banco. Los empleados de Bankia, “que hemos asistido al canje de otras emisiones de las diferentes cajas que dieron lugar a la entidad (con el resultado que todos conocemos), venimos sufriendo con enorme deterioro, incluso, de la salud”, según destaca Comfia.

El sindicato se lamenta además de que la “estrategia de los afectados por el problema de las preferentes y la de sus asociaciones se está dirigiendo ahora, además, a denunciar, en algunos casos, al propio empleado en vez de a la entidad”, “en la creencia de que conlleva una mayor posibilidad de ganar los pleitos interpuestos”.

“El futuro de esta entidad y, por ello, el de su plantilla”, según defienden los representantes de los trabajadores, “pasa, entre otras cosas, por la recuperación de la confianza de los clientes”. 

El pasado día 8, tendría que haberse producido el abono de los intereses trimestrales de la emisión 2009 de participaciones preferentes de Caja Madrid. Sin embargo, los pagos se encuentran suspendidos desde el verano. Pese a las ofertas de canje realizadas antes de la nacionalización, Bankia tiene aún en circulación casi 3.250 millones de euros en preferentes.

El grueso de las preferentes en circulación corresponde a la emisión que en mayo de 2009 realizó Caja Madrid. La entidad, entonces presidida por Miguel Blesa, lanzó una emisión de 1.500 millones de euros en preferentes, que amplió hasta 3.000 millones dada la alta demanda recibida. Estos títulos debían pagar un cupón del 7% durante los primeros cinco años, plazo a partir del cual la remuneración pasaría a ser de Euríbor más el 4,75%.

Según publica hoy El Confiencial Digital, que cita fuentes financieras, se han presentado ya 2.000 recursos contra los directores de oficinas, y los afectados cuentan con el asesoramiento de despachos de abogados como Cuatrecasas, Uria Menéndez y Oliva-Ayala. Sin embargo, fuentes oficiales de Bankia han afirmado a EL BOLETÍN que "es rotundamente falso" que se haya presentado tal volumen de demandas.

Fuente Elboletin.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario