31 oct. 2012

La policía sudafricana dispersa con balas de goma a un millar de mineros

La Policia sudafricana empleo hoy balas de goma y gases lacrimogenos para dispersar a un millar de huelguistas que se niegan a volver al trabajo en la mina de Amplats en Rustenburg, a 100 kilometros al norte de Johannesburgo, pese al acuerdo alcanzado entre la empresa y el sindicato mayoritario.


Un grupo de piquetes, segun informo la agencia de noticias sudafricana Sapa, incendio una subestacion electrica y trato de apoderarse de un camion que suministra a la compañia minera, lo que provoco la respuesta de los agentes.


"La Policia utilizo gases lacrimogenos, granadas antidisturbios y balas de goma para dispersar a un grupo de unos 1.000 mineros", afirmo el portavoz nacional de la Policia, Dennis Adriao, que aseguro que los piquetes impidieron el acceso de los camiones de bomberos al incendio de la instalacion electrica.


Sam Tselanyane, portavoz de la Policia provincial del Noroeste, region en la que se encuentra la comarca de Rustenburg, confirmo que los agentes debieron intervenir en un segundo incidente, en el que los mineros trataban de hacerse con un camion de Amplats.


La Alianza Democratica (AD), principal partido de la oposicion, aseguro en un comunicado que la Policia utilizo fuego real para repeler a los huelguistas. La Policia no confirmo tal extremo, ni si se han producido heridos o victimas mortales durante la jornada.


Los empleados de Amplats, division de platino de Angloamerican, debian reincorporarse hoy al trabajo en virtud de un acuerdo entre la empresa y el sindicato mayoritario del sector, la Union Nacional de la Mineria (NUM), para acabar con la huelga de seis semanas.


Amplats se comprometia a readmitir a los 12.000 trabajadores despedidos si la plantilla acudia hoy de nuevo a sus puestos.


Un sector de los mineros ya avisaron de que no regresarian al trabajo hasta ver cumplidas sus demandas salariales de 16.000 rands al mes (unos 1.420 euros).


Aunque es el sindicato mayoritario, NUM ha sido apartado por los trabajadores de la ola de protestas que sacude el cinturon minero de Johannesburgo desde la huelga de Marikana en el mes de agosto, cuando murieron 34 mineros por disparos de la Policia.


Pese a la inestabilidad laboral, el presidente sudafricano, Jacob Zuma, cree que Sudafrica no esta en crisis y que las huelgas "son un signo democratico". "Las huelgas forman parte de la democracia. Parece que solo en Sudafrica hay huelgas, pero las hay en todos los paises democraticos, y no por eso decimos que estan en crisis", afirmo ayer el presidente en un encuentro con periodistas.


"Lo que hay que preguntarse es por que tenemos esta situacion si ya habia acuerdos pactados (entre patronal y sindicatos)", aiadia Zuma, en referencia a las asociaciones minoritarias y los trabajadores que han emprendido las protestas al margen de NUM y la negociacion colectiva liderada por la central mayoritaria.


NUM forma parte del Congreso Sudafricano de Sindicatos (COSATU), miembro de la alianza de Gobierno que sostiene al Ejecutivo de Zuma.


Fuente: ElMundo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario